domingo, 5 de julio de 2015

Adaptando organizaciones al entorno actual de negocios

Hoy llego a mis manos un articulo que, de por si tenia titulo un poco chocante: "Que alguien me ayude: en el trabajo nunca tienen en cuenta mis proyectos" . En el mismo se planteaba los problemas que tienen los empleados para presentar sus propios proyectos en las organizaciones en las cuales trabajan. 


Proyectos "archivados", "filtrados", "desatendidos" o no tenidos en cuenta por los lideres intermedios de la organizacion eran una constante en los reclamos de los empleados.
Pero lo mas extraño eran las soluciones que daban los "expertos" a este problema. Hablaban de "gente que frena y otra que empuja" en las organizaciones, "esperar el contexto y el momento", "fortalecer el networking y tener manejo politico", "trabajar en corporaciones implica estar todos los dias decidido a soportar frustraciones" , es decir, soluciones a como "resignarse positivamente" a que todo quedaba en manos del humor de los directivos, que la pirámide organizacional en su nivel más alto seguia decidiendo y que las ideas iban a ser un detalle minimo en las decisiones de la organización. Estos consultores y opinólogos seguian definitivamente asesorando a las compañias con la visión del siglo pasado y de la Era Industrial.

Gary Hamel en su libro "El Futuro de la Administración" cuenta el caso de Bill Gore, que despues de 17 años de carrera en DuPont, y luego de presentar varias veces sus ideas y que estas fueran desechadas, decidio formar su propia compañía con un nuevo modelo de administracion, utilizando una escala jerárquica casi nula y aceptando las ideas de todos los empleados. Es asi como surge la idea de la tela "Gore-Tex", material muy utilizado hasta en los trajes especiales de los astronautas de la NASA. 


Este tipo de organizaciones, con organigramas casi planos, libertad de expresión, libertad en la propuesta de ideas y soluciones es el modelo que debe utilizarse en la actualidad, desechando definitivamente la idea de la organización de la Era Industrial para reemplazarla por una organización propia de la Era Digital con esas caracteristicas.

Como conclusión, y volviendo al articulo que dio origen a este post, es tarea tambien de los consultores y asesores la de adaptarse a los tiempos que corren y poder asistir a las empresas, no a mantener el status quo y seguir con estructuras antiguas sino a actualizarse y comenzar a brindar nuevas estrategias que concuerden con el ambiente actual de negocios. 

Espero sus comentarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario