martes, 9 de febrero de 2016

Dos libros que cambiaron mi forma de ver el mundo

A lo largo de la vida uno lee varios libros, algunos por obligación, como en la etapa de aprendizaje y otros por placer, en cualquier momento de la vida. De todos estos libros, todos tenemos alguno que puede haber influido en nuestra vida personal, en la forma de ver el mundo de los negocios, algunos inspiradores. En mi caso puedo hablar de dos libros que influyeron de manera decisiva: uno en mi vida profesional  y otro en mi vida deportiva (y  que ambos se relacionan y se ayudan a enriquecer cada una de ellas).

El Futuro de la Administración de Gary Hamel

Quien ha leído un poco este blog podrá apreciar que menciono en forma reiterada este libro. A mi criterio,"El Futuro de la Administración" es EL libro que nos da la pauta de cómo será (en realidad, como es o como debería ser) el management en el siglo XXI.

A pesar de que es un  libro que data de 2008, son pocos los dirigentes y los profesores universitarios que utilizan sus contenidos y que dan cuenta de la importancia de admitir una nueva forma de administrar. El management de la Era industrial, el “command and control” es algo que se dejará de utilizar en breve, por lo que todas las organizaciones (de todo porte y sector) deben adaptar sus estrategias de administración para no quedar fuera del mapa de negocios en este siglo y, asimismo, las universidades y casas de estudio deberían agregar a su teoría los contenidos de esta publicación.

Un párrafo del libro afirma que “hoy más que nunca, las empresas necesitan una gestión audaz e innovadora. El modelo actual de gestión, centrado en el control y la eficiencia, ya no basta en un mundo donde la adaptabilidad y la creatividad son el motor del éxito empresarial”. Describe también casos prácticos como Google, Whole Foods y W.L,Gore, tres casos emblemáticos en el cambio de paradigma de la administración.

Innovación, creatividad, colaboración, el potencial de Internet, son algunas de las características que deben estar en el ADN de cualquier organización si es que desea ser competitiva y estar adaptada a las nuevas necesidades que requiere el actual entorno de negocios.

Recomiendo este libro a todo directivo que tenga intención de estar actualizado y a todo estudiante que crea que se puede administrar una organización de una manera diferente.


Desafiar al cuerpo de FedericoBianchini

Mi pasión por el running se despertó hace aproximadamente tres años y puedo decir ahora que es algo “adictivo” como apasionante. Se empieza a correr por placer y los progresos son muy rápidos, por lo que, con constancia y entrenamiento, se pueden lograr objetivos que nunca se hubiesen pensado.

En mi caso, nunca pensé que podría correr un maratón de 42 kilómetros y ya llevo corridas cuatro en estos 3 años.

El cuerpo y la mente se adaptan a la exigencia que conlleva correr largas distancias, por lo que uno empieza a desafiar los limites.De esto se trata "Desafiar al cuerpo", este libro de Federico Bianchini, en el que relata varios casos de personas que, en distintos deportes como la natación, el running, el triatlón, desafiaron los límites de su cuerpo para poder lograr sus objetivos.

Como afirma en el prólogo: “la mente de esas criaturas extraordinarias pintadas con la mirada y el oído descarnado de Federico Bianchini, gobierna a su manera, como si desde las alturas observase el cuerpo que se mueve, extremo, indómito, poderoso en su capacidad de vencer el dolor y la muerte.

De eso trata este libro: del dolor, de la muerte, de la resistencia, de sobreponerse y de la entrega, y habla, sobre todo, de un grupo de personas que abandonan el sentido común. Este es un libro sobre el cuerpo del siglo XXI”.Creo que el prólogo dice todo. El libro cuenta la historia de un nadador que hizo 88 kilómetros, un corredor que corrió 75 kilómetros con una lesión en el gemelo, una persona que recorrió 87500 kilómetros a lo largo de 70 países en los últimos 10 años, en fin, una serie de ejemplos que nos permite afirmar que siempre se puede correr el límite y que se puede hacer cualquier tipo de desafío si tenemos voluntad de entrenamiento (físico y mental) y el coraje necesario para afrontar este tipo de pruebas.

Conclusión.

Como se puede apreciar, todo ha cambiado en el siglo XXI: la forma de administrar las organizaciones, los constantes y cada vez mayores desafíos a los que se exponen las personas y la importancia de la perseverancia, la pasión y la independencia de criterio que se deben tener para poder sobrevivir en esta época, tan cambiante como apasionante. Aunque parezca que no hay relación entre estos dos libros, mucho tienen que ver ya que ambos hablan de una forma de vivir arriesgada, activa y buscando siempre nuevas metas y propositos, situaciones que coinciden tanto en la dirección de una organización como en un evento deportivo.

Espero sus comentarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario